domingo, 20 de mayo de 2012

¿Cómo salir ileso del caos?

Esta es un pregunta muy difícil de responder si asumimos como bueno el estilo de vida que se ha ido imponiendo. Son muchos los hechos carentes de sentido que están normando nuestra vida y se asumen como paradigmas indestructibles, veamos algunos de ellos:

* Hay que graduarse rápido, con ello los estudiantes pierden la oportunidad de disfrutar de la vida académica
* Hay que hacerse de dinero rápido, olvidando que el estrés y la rapidez van de la mano y posiblemente el dinero ganado no alcance para comprar medicina
* Hay que conducir rápido y pegado del automóvil que tenemos delante porque es necesario llegar primero, muchas veces los que quieren llegar primero, no sabe hacia dónde van, porque la velocidad no le ha permitido discernir.
* La prisa con que está viviendo la gran mayoría de la gente no le está permitiendo disfrutar de cosas gratuitas que se manifiestan en su propio hogar, como por ejmplo la travesura de un niño o disfrutar de la compañía sanadora de una mascota.

Si asumimos la frase de W. Shakespeare que dice: El mundo entero es un escenario, entonces cada uno está llamado a desempeñar un papel en ese drama, donde unas veces sin querer se es villano y en otras que son la minoría se termina como un héroe, que son los que verdaderamente trascienden en la vida.
Creo que la prisa está  conduciendo a muchos a representar papeles de villanos de su propio drama que el de verdaderos héroes para la familia y la sociedad, como debería ser.

Hay problemas de programción que están gravitando de manera muy significativa en cada uno, estas generaciones han sido programadas en función de la velocidad a la que se deben adquirir los bienes materiales, pero tienen muy poca capacidad de resistencia, frente a ligeras presiones en un trabajo quieren salir huyendo, lo mismo ocurre en sus relaciones de parejas, hay mucha inestabilidad, nos parece como si el principo termodinámico de la entropía estuviera normando nuestra vida y señaládonos que el camino es el caos.

¿Por qué y para qué correr tanto si nadie saldrá ileso y tendremos que devolver todo lo que recibimos en calidad de préstamo? Hay que recordar que no hemos traído nada y nada nos llevaremos, nos medirán por las buenas acciones y resulta muy difícil implementar buenas acciones pensando solo en las nuestras.

Algunas recomendaciones básicas:
* Sirve a los demás
* Brinda un saludo y una sonrisa a cada persona que encuentre, no importa si la conoces o no, recuerda que saludar significa salud, desea y lo que desees a otro, eso te desearan a ti.
* Al que da o se da todo se le multiplica
* Que la prisa nunca te impida decir un te quiero, porque muchas veces cuando queremos decirlo ya es muy tarde 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada